A medida que la situación de COVID-19 evoluciona a nivel mundial, Teva se esfuerza por proporcionar un suministro ininterrumpido de medicamentos para los millones de pacientes que atiende en todo el mundo. Evaluamos continuamente la situación y, dada la extensa planificación y esfuerzos de mitigación, así como las sólidas actividades de continuidad del negocio, actualmente no esperamos un impacto material en las operaciones de Teva.

Por último, estamos colaborando con múltiples agencias globales y locales (OMS, Direct Relief y otras) para ver cómo podemos brindar ayuda durante esta grave situación.

Fuerza laboral de Teva

  • La salud y la seguridad de nuestra fuerza laboral y de nuestros socios comerciales siguen siendo una prioridad.

  • Teva ha restringido los viajes de negocios no esenciales hacia y desde países donde puede haber un riesgo elevado de infección.

  • Todos los países afectados han creado equipos locales de respuesta que siguen de cerca las instrucciones de las autoridades sanitarias locales y asesoran a los colaboradores sobre las pautas locales relevantes.

  • Estamos apoyando a nuestro personal, incluidos aquellos que trabajan desde casa, y estamos aprovechando la tecnología de reuniones virtuales cuando sea necesario.

Suministro de nuestros medicamentos

  • Estamos trabajando de manera proactiva y tomando medidas para garantizar la seguridad de nuestra cadena de suministro global e identificando oportunidades para nuestros negocios farmacéuticos y API para abordar la posible escasez en los mercados afectados.

Impacto en nuestras operaciones

  • De toda la extensa red de APIs de Teva, solo un pequeño sitio de API en China está cerrado, y los preparativos para reiniciar están progresando.

  • Teva se esfuerza por continuar proporcionando un suministro ininterrumpido de medicamentos para los millones de pacientes que atiende en todo el mundo.